Se realizó una charla homenaje a Monseñor Angelelli en el Espacio de la Memoria de Avellaneda

Fue en conmemoración al 40º aniversario del asesinato del Obispo tercermundista.

Obispo, pastor, hermano de la humanidad, militante de las causas justas y nobles,  los pasos de Enrique Angelelli por La Rioja dejaron huellas profundas no sólo en esa Diócesis, sino también en la historia de nuestro país. Por eso, la Coordinación de Cultos e Integración Cultural de la Municipalidad de Avellaneda, junto a la Secretaría de Derechos Humanos, el Frente Mar Adentro de la Agrupación Eva Perón, y Curas en Opción por los Pobres, llevaron adelante una Charla Homenaje a Monseñor Angelelli, Obispo de La Rioja asesinado por la dictadura cívico-militar el 4 de agosto de 1976.

La actividad tuvo lugar en el Espacio Municipal de la Memoria, exCentro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio, “El Infierno”, ubicado en 12 de Octubre 234.

El panel de invitados estuvo formado por el Padre “Paco” Olveira, del grupo de Curas en Opción por los Pobres; Antonio Fenoy, coordinador del Colectivo Teología de la Liberación “Pichi Meisegeier”, y las Hermanas Emilia Calvo y Germaine Sánchez, quienes compartieron la vida eclesial, comunitaria y el compromiso social con Monseñor Angelelli de 1970 a 1976, en La Rioja.

“Angelelli instaba a enamorarse del Pueblo, a ‘llenarse la panza de mate escuchándolos’”, dijo el padre Paco tras la proyección del film “Simplemente Enrique Angelelli”. Además, realizó una reseña de la historia del Obispo, donde destacó su compromiso social y el rol que la Iglesia, desde su mirada comprometida, debe ocupar junto a los más pobres, apoyándose en El Concilio Vaticano II y en la Teología de la Liberación.

Calvo y Sánchez, monjas de las Hermanas Azules, resaltaron la dura realidad de La Rioja en esos años y la persecución que sufría Angelelli por la dictadura y los poderosos locales, quienes a través del diario El Sol llevaron adelante una campaña de desprestigio en su contra.

Por último, Antonio Fenoy expresó que “los cristianos, la militancia social y la dirigencia política deberían volver a Angelelli para construir colectivamente”.

El homenaje concluyó con una celebración ecuménica, donde el Padre Paco Olveira y los pastores Diego Mendieta y Gabriela Guerreros, bendijeron el pan como símbolo de unidad. Por otro lado, Carlos García Muñoz, fugado de la Mansión Seré, leyó el poema “Hombre Proyecto de Pueblo”, escrito por Angelelli.

También se pudo recorrer la muestra “Angelelli (en tiempo) Presente”, elaborada por el Centro Nueva Tierra.

1 (1)(2)

IMG-20160825-WA0003

Adrián Carrasco Alvarez

Periodista. Director responsable.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: