389 animales fueron dados en adopción responsable en la Clínica Veterinaria de Berazategui

Un total de 389 animales, entre perros, gatos y caballos, que pasaron por la Clínica Veterinaria, fueron adoptados por vecinos durante todo 2016. Tanto profesionales como voluntarios se mostraron satisfechos con el trabajo realizado.

Una de las tareas fundamentales que persigue la Clínica Veterinaria Municipal es alentar a la adopción responsable: Con los animales recuperados y en condiciones saludables, se arma un perfil con sus datos y características y se los publica en un link de la Web municipal -www.berazategui.gob.ar/clinicaveterinariamunicipal-. De esta forma, los interesados pueden conocerlos y adoptarlos, si es que así lo desean. Y sólo durante el año 2016 fueron 389 los animales -perros, gatos y caballos- que consiguieron una nueva familia.

En este sentido, cuando un vecino se acerca con la intención de adoptar, personal de la Clínica Veterinaria Municipal toma sus datos, se acerca a la casa de la familia interesada y corrobora que tenga un espacio acorde para tener una mascota, que sea un lugar cerrado y que si tiene otros animales, que estos se encuentren bien cuidados.

La Clínica está ubicada en calle 149, entre Av. Milazzo y 45, y depende de la Secretaría de Salud Pública e Higiene municipal. En este espacio -generado bajo la gestión de Juan Patricio Mussi- se realiza la vacunación antirrábica, la desparasitación y el tratamiento antisárnico de animales con dueño o callejeros. Además se brinda un servicio de atención veterinaria y de zoonosis (de 8.00 a 21.00 hs.), y la guardia para urgencias (de 21.00 a 8.00 hs.).

Durante el 2016 se brindaron 61.697 atenciones veterinarias -incluyendo atención clínica, castraciones y vacunación- y también se realizaron prestaciones para 15.322 personas, en lo que respecta a la atención y vacunación.
Registro de perros comunitarios

La Municipalidad de Berazategui también implementó un sistema de registro e identificación de los perros comunitarios de la ciudad. El mismo consiste en la colocación de un dispositivo-botón (un distintivo circular que se coloca en la oreja del animal), el cual posee un número de registro a través del cual se puede acceder a toda su información -fechas de vacunación, castración y desparasitación-.

El principal objetivo de este sistema es que los perros que se encuentran en las calles de la ciudad tengan el cuidado, el control y el seguimiento necesario para que se desarrollen sanos y saludables. Esta iniciativa también permite tener un registro de la cantidad de animales comunitarios existentes y cómo están distribuidos en el distrito, lo cual permitirá su identificación e individualización ante cualquier inconveniente.

Sol C.

Responsable de edición, imagen y contenidos.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: