El Municipio controla los natatorios y capacita al personal en RCP y Primeros Auxilios

En el marco del programa ‘Natatorios Seguros’, la Municipalidad de La Plata puso en marcha un operativo integral de relevamiento, inspección y capacitación en los natatorios climatizados de la ciudad con el objetivo de garantizar su capacidad de atención ante posibles emergencias médicas.

Con ese fin, la comuna constituyó un equipo municipal interdisciplinar integrado por personal de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, la Subsecretaría de Planificación Estratégica y las direcciones de Deportes y Protección Civil que comenzaron a recorrer las piletas de la ciudad.

De esta manera, se relevarán e inspeccionarán las piletas climatizadas de la ciudad y se capacitará en RCP y Primeros Auxilios al personal que se desempeña en dichos natatorios con el objetivo de que estén preparados debidamente ante eventuales episodios en los establecimientos.

Al respecto, el subsecretario de Planificación Estratégica, Fernando Carlos, explicó que “ningún espacio está exento de episodios o accidentes, más aún cuando se trata de un deporte con tanta convocatoria”.

“Es importante que el personal presente en el establecimiento sepa cómo actuar frente a un ahogamiento o asfixia por inmersión, un paro cardíaco, caídas, golpes, convulsiones o cualquier situación urgente, hasta tanto llegue el servicio médico, en este caso, el SAME”, remarcó.

Como parte del Programa, los agentes de Convivencia se ocuparán de verificar las cuestiones vinculadas a la habilitación y los sistemas de emergencia; el personal de Protección Civil supervisa las normas de seguridad e higiene edilicias; y el equipo de Deportes controlar las condiciones internas de las piletas.

Cabe destacar que los espacios dedicados a la natación y otros deportes acuáticos se encuentran asociados a la Cámara de Natatorios y cuentan con desfibriladores automáticos que los constituye en “espacios cardioseguros”.

“Estamos analizando la posibilidad de realizar un acuerdo con las piletas para que sus desfibriladores estén disponibles para la comunidad y puedan ser utilizados en la vía pública, en un radio de diez cuadras a la redonda, cuando sea necesario”, precisó Fernando Carlos.

Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: