El PJ bonaerense se mostró unido en La Matanza

Máximo Kirchner y Hugo Moyano compartieron escenario en La Matanza, donde faltó Kicillof, resistido por los intendentes.

Con la presencia de Máximo Kirchner , de la mayoría de los intendentes bonaerenses y de un nutrido grupo de sindicalistas, con Hugo Moyano como figura estelar, el PJ bonaerense logró confeccionar ayer una postal de unidad casi completa al reunir a su Congreso provincial, en La Matanza.

«¡Bienvenidos a la capital nacional del peronismo!», exclamó la intendenta anfitriona, Verónica Magario, a tono con el espíritu que se buscaba transmitir, para recibir a los asistentes.

Por fuera del hijo de la expresidenta y el líder de los Camioneros, Magario, junto a su antecesor, el diputado Fernando Espinoza, y su par de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, conformaron un foco de atención aparte: son tres de los cinco precandidatos anotados para pelear la gobernación.

El diputado Axel Kicillof y el intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, más próximos a Cristina Kirchner , no estuvieron en La Matanza, donde tampoco se avanzó en definir cómo se resolverán las ambiciones del quinteto que quiere enfrentar a María Eugenia Vidal . Ese fue el detalle que hizo que la postal fuera incompleta.

«La unidad es el reclamo de la gente», repetían, uno tras otro, los dirigentes que tomaban el micrófono. Y para responder a este reclamo, el Congreso autorizó al Consejo del PJ a sellar alianzas para la construcción de un «gran frente electoral».

La idea empieza por relanzar la alianza con todos los partidos que supieron integrar el Frente para la Victoria: no solo el PJ y Unidad Ciudadana, sino también otros actores que pasaron años alejados del kirchnerismo: el mejor ejemplo es la entente que en el Congreso agrupa a Felipe Solá, Victoria Donda y Leo Grosso, entre otros, y que en las calles conjuga al Movimiento Evita y Barrios de Pie.

Emilio Pérsico, del Evita, estuvo en el escenario principal y Donda fue elogiada desde el atril por Magario. La intendenta también distinguió la presencia de Julio Zamora, jefe comunal de Tigre, y lanzó un mensaje a Sergio Massa: «Si su límite es Macri y Vidal, tenemos que estar todos».

Un sector de intendentes del conurbano esperaba una mayor presencia massista y, de hecho, promocionaron desde temprano que al Polideportivo Alberto Balestrini iban a asistir doce intendentes del Frente Renovador.

En rigor, el massismo tiene diez intendentes en toda la provincia y el único presente fue Zamora, de Tigre, junto al diputado Pablo Garatte. Zamora preside el PJ local y lleva más de un año estrechando vínculos con el kirchnerismo, al que ya incorporó a su gobierno.

Más allá de lo que haga Massa, Zamora sabe que necesita encabezar un peronismo unido para reelegirse.

Además de Moyano, el club sindical tuvo entre sus figuras a Roberto Baradel (Suteba), Omar Plaini (Canillitas) y Hugo Yasky (CTA).

El Congreso definió que los precandidatos a gobernador, para quedar habilitados, necesitarán cinco firmas que representan a las distintas tribus reunidas ayer: los diputados Espinoza y Eduardo De Pedro (La Cámpora), el apoderado del PJ, Jorge Landau, y los intendentes Fernando Gray (de Esteban Echeverría) y Gustavo Menéndez (Merlo).

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: