A una semana de conseguir una orden de restricción fue asesinada a puñaladas por su ex pareja

María Belén Morán hace una semana había logrado que le dieran una orden de prohibición de acercamiento contra su ex pareja, Alberto Sebastián Moreno. El hombre es el principal sospechoso del femicidio y está prófugo.

Cuando encontraron su cuerpo apuñalado en una zanja del barrio Manzanares en Pilar, María Belén Morán llevaba en su cartera la orden de prohibición de acercamiento contra su ex pareja. Alberto Sebastián Moreno, aún prófugo, es el principal sospechoso del femicidio. Vivía a una cuadra y media de la víctima y tenía una medida perimetral era por 500 metros. Belén había conseguido la restricción hacía una semana pero, como en otros casos, no fue suficiente. “Estamos seguros de que esto se podía haber evitado”, dijo César Gerez, el padrastro de la joven asesinada.

Durante el día de ayer Moreno los había amenazado. “Venía y decía que compremos tres cajones. Uno para Belén, otro para mi mujer y el tercero para su hijo de 10 años discapacitado”, relató Gerez.

María Belén tenía 24 años. Hacía 15 días decidió poner un freno a la violencia de su pareja y se fue de la casa en la que convivían junto con su hija de 4 años. También se acercó a la Comisaría de la Mujer para pedir ayuda. La flamante dependencia había sido inaugurada el pasado 1 de junio. Tras la última denuncia, la joven se instaló en la casa de su madre pero el agresor no la dejó tranquila: se mudó a 150 metros. “Ayer a las cinco de la tarde vino el patrullero y cuando lo vieron a él lo palmearon en la espalda. Le dijeron que se quedara tranquilo”, remarcó Gerez.

Según pudieron reconstruir los investigadores, María Belén salió esta mañana de su casa pasadas las 9.15. Iba al Juzgado de Familia 1 de Pilar a ratificar que su ex pareja no cumplía con la restricción. En el cruce de las calles Río Orinoco y Rodolfo de la Colina se encontró con Moreno. Una vecina vio cómo la golpeaba y le advirtió que iba a llamar a la policía. La mujer entró a su casa para hacer al llamado y cuando salió María Belén estaba agonizando. “De lejos llegué a ver cuándo la agarraba de los pelos y le golpeaba la cabeza contra el piso. En ese momento yo corrí y le grité ‘hijo de puta’. Y el tipo salió disparado en bicicleta”, explicó Celina, que llamó a una ambulancia para que la atendieran. Mientras esperaba, la tapó con una sábana blanca.

La Policía Científica contó múltiples puñaladas en su cuerpo: en cuello, torso, manos, brazos y otras zonas. Moreno continúa prófugo. La Jefatura Departamental Pilar está rastrillando la zona para poder encontrar a Moreno. “Estamos buscando una foto de él para poder identificarlo”, dijo Clara Sosa, activista contra la violencia de género en Manzanares. Clara, junto a la familia y otros vecinos se movilizaron hacia la comisaría local para reclamar Justicia. “Se pudo haber evitado porque ella pidió auxilio ayer al destacamento policial Manzanares y no la atendieron”, opinó Clara.

El caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar, que está siendo subrogada en esta feria judicial por el fiscal Eduardo Rodríguez.

El viernes pasado la diputada provincial por el Frente para la Victoria, Lucía Portos, estuvo en el barrio de Manzanares, cerca de donde murió Belén, activando la Red de Mujeres. Se trata de un espacio que busca la formación de los vecinos para combatir la violencia machista. El encuentro se hizo en la sociedad de fomento Manuel Belgrano. Unos días antes, Belén se había encontrado con una vecina en la salita de primeros auxilios barrial que la había invitado a esa primera reunión. “Nos da mucho dolor porque no llegó a asistir. No pudimos hacer nada”, dijo Clara, que participa de ese espacio.

No es la primera vez que Manzanares, al norte del conurbano bonaerense, es protagonista de casos de violencia machista. A mediados de junio, Celina Benítez volvió a su casa después de trabajar y se encontró con su beba Milagros muerta, llena de golpes. El padrastro de la nena, Luis Carlos Alonzo, fue acusado por el crimen. Pero a los pocos días apareció ahorcado en el encierro.

Celina fue acusada por Carolina Carballido Catalayud, titular de la Fiscalía Especializada en Violencia de Género de Pilar, de “abandono de persona”. Estuvo detenida y luego de la denuncia por apremios ilegales, malos tratos y torturas hecha por el Observatorio de Violencia de Género (OVG) de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, la Justicia liberó por una medida de excarcelación extraordinaria a Celina.

Fuente: InfoJus Noticias

s_100111_2953_asesinada_manzanares_belen_copy

Alberto Sebastián Moreno, principal acusado del asesinato.
Alberto Sebastián Moreno, principal acusado del asesinato.

Sol C.

Responsable de edición, imagen y contenidos.

Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: