Detienen a un jardinero y al líder de una banda por el robo de un country en Pilar

Un jardinero y el presunto líder de una banda que en febrero robó en dos casas del country club Altos de Manzanares, en el partido bonaerense de Pilar, fueron detenidos en las últimas horas, informaron fuentes policiales.

Luego de una investigación realizada por el fiscal Leonardo Loiterstein, efectivos de la Jefatura Departamental Pilar primero apresaron a un hombre de 44 años apodado “El Misionero”, cuando circulaba con su auto por el cruce de las calles Juki y Vazquez, del mencionado barrio.

Posteriormente, se allanó su casa, donde se secuestró una pistola calibre 32 con numeración limada y 15 proyectiles, dos relojes de mujer, un carné de legítimo usuario de una pistola que pertenecía a una de las víctimas y 33 precintos de plástico. Además, los efectivos se incautaron de un casco de motocicleta negro y una mochila, todos efectos que habían sustraído en las viviendas.

En una rueda de reconocimiento, el sospechoso fue identificado por un matrimonio como quien en todo momento, durante el robo, dirigía y controlaba al resto de los integrantes de la banda respecto de cómo llevar adelante el ilícito.

Tras la recolección de nuevos elementos de prueba, se dispuso la detención de un jardinero de 28 años que habitualmente trabaja en barrios cerrados y countries, entre ellos “Altos de Manzanares”. Según dijeron las fuentes, por este motivo el jardinero “conocía no sólo los movimientos de los moradores de las fincas sino también los sistemas de seguridad, que resultó ser bastante precario en este barrio”.

El hombre fue apresado en la estación de trenes de Manzanares, en tanto que luego se allanó su casa y se hallaron una caja de de herramientas, un cricket y distintas llaves de mano, elementos que luego fueron reconocidos por la víctima de ese robo.

Ahora, se continúa con la investigación para dar con otros dos integrantes de la banda.Los robos se habían producido el 15 de febrero, cuando los delincuentes ingresaron al country por un agujero que hicieron en el alambrado perimetral de la parte trasera, que da a un descampado donde hay un tramo de ví­as abandonadas.

Según los informantes, los asaltantes llegaron a una de las casas, perteneciente a un comerciante que en ese momento no se encontraba, robaron mil pesos, 500 y un auto Audi, con el que se dirigieron a otra vivienda.

En la segunda propiedad, los ladrones estacionaron en la puerta y luego redujeron con armas a un constructor de 69 años que estaba con su esposa y les robaron 70.000 pesos, dos teléfonos celulares y alhajas, con los que escaparon. Los delincuentes abandonaron el lugar a pie y dejaron el vehículo con el que llegaron estacionado y cerrado.

091

Adrián Carrasco Alvarez

Periodista. Director responsable.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: