Cascallares encabezó el acto de inicio del ciclo lectivo en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº53 de Glew

El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares,encabezó la ceremonia de inicio del ciclo lectivo en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica N* 53 de Glew.

El jefe comunal señaló que ese establecimiento, ubicado en la calle Soldi al 200 de dicha localidad, es un “verdadero modelo de gestión”, porque no sólo forma alumnos que tienen una “gran vocación docente”, sino también a “equipos de trabajo”. “Y lo que estamos necesitando es esos equipos de trabajo, con auténtico compromiso social, para el crecimiento de nuesta comunidad”, agregó.

“Aqui se forjan quienes ejercerán la docencia en el nivel inicial y primario, así como también por vocación eligieron el trabajo social y enfermería, para incorporarse solidariamente a la vida comunitaria. Lo que requiere un importante compromiso con la sociedad y una tremenda fuerza de voluntad”, subrayó.

En cuanto a las obras concretadas allí por el municipio, Cascallares dijo que “aprovechamos el verano para arreglar un poner a punto los establecimientos educativos, poruq emás allá de pertener a la provincia, están en Almirante Brown y son de todos los vecinos”. “Lo hicimos para que estuvieron en las mejores condiciones para el inicio del ciclo lectivo”, añadió.

El acto contó con la presencia, además, del subsecretario de Educación, Sergio Pianciola; la directora del ISFD N 53, María Laura Fadul; el titular del Consejo Escolar de Almirante Brown, Leonardo Herrera; el inspector jefe distrital de Educación, Carlos Ferraro; el delegado municipal en Glew, Atilio Gari, concejales y consejeros escolares, además de los alumnos que se incorporan desde este año a las clases del establecimiento.

La ceremonia se inició con el ingreso de las banderas de ceremonias y la entonación del Himno Nacional, tras lo cual habló el profesor en tecnicatura en enfermería, Nazareno Castro, quien dio la bienvenida a los nuevos alumnos, al tiempo que resaltó el compromiso ético que deberán asumir para una vez egresados, ejercer su función “dejando de lado los condicionamientos económicos”.

Castro y la directora del Instituto coincidieron en agradecer el apoyo de las autoridades municipales para el arreglo y pintura general del establecimiento. María Laura Fadul deseó también a los flamantes alumnos “un paso enriquecedor por sus aulas” para que luego puedan ejercer su verdadera vocación en carreras como las de trabajadores sociales y de enfermería, además de las docentes, que requieren como esencia básica la solidaridad.

Seguidamente, en una breve pero muy emotiva intervención, habló la alumna de enfermería Leyla Bustos, quien instó a los estudiantes ingresantes a apostar al crecimiento personal y del conjunto, al desarrollo de cada uno a través del estudio, que “es también la apuesta que han hecho las autoridades de este Instituto y del Municipio, al arreglar sus instalaciones para contar con un mejor ámbito educativo en el que cada uno puede desplegar sus vocaciones al servicio de nuestra comunidad”.

El inspector jefe distrital de Educación, Carlos Ferraro, elogió el breve pero sólido mensaje de la alumna Bustos, indicando que “nos ha dejado virtualmente sin más que decir”. “Por ello, sólo pediré a los nuevos alumnos que “se constituyan en verdaderos protagonistas de una sociedad que tiene que crecer”, finalizó.

Ciclo2 (1) Ciclo1 (1)

Sol C.

Responsable de edición, imagen y contenidos.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: