Tag Archive Asalto

PorSol C.

Asaltaron a un fiscal y tomaron de rehén a su hijo en Lomas de Zamora

Un fiscal de Lomas de Zamora fue asaltado en las últimas horas en su casa por tres ladrones que al escapar se llevaron cautivos a sus dos hijos y los liberaron minutos después en Lanús.

Un jefe policial informó que anoche, después de las 22, ladrones irrumpieron en una casa de la calle Avellaneda al 1000, y redujeron a sus habitantes, el fiscal Juan José González, su esposa y sus dos hijos, una chica de 25 años y un varón de 24.

Los ladrones que anoche asaltaron al fiscal González, según el informante, al escapar en su auto Toyota Corolla, se llevaron dinero, objetos de valor y a los dos hijos del funcionario judicial como rehenes, seguidos por otros cómplices en un auto Ford EcoSport.

Según el informante, los rehenes fueron liberados ilesos minutos después en la esquina de la avenida 9 de Julio y la calle San Lorenzo, zona céntrica de la ciudad de Lanús.

En la comisaría tercera de Lomas de Zamora, con jurisdicción en el lugar del robo, se instruyeron actuaciones por “robo en finca calificado por el empleo de arma de fuego, privación ilegal de la libertad y robo de automotor”.

El fiscal González tuvo a su cargo las investigaciones por los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, integrantes de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados “Aníbal Verón”, causa por la que el comisario Alfredo Franchiotti y el oficial Alejandro Acosta, ambos de la comisaría primera de Avellaneda, fueron condenados a prisión perpetua.

El 26 de junio de 2002 los jóvenes Kosteki y Santillán fueron asesinados a balazos durante una violenta represión policial cuando participaban de una manifestación frente a la estación ferroviaria de Avellaneda en reclamo de aumento de los subsidios para los desocupados y más alimentos para los comedores populares, entre otros reclamos.

PorSol C.

Policía mató a motochorro cuando quiso asaltarlo en Wilde

Como saldo de un violento tiroteo, un cabo de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires abatió de un balazo en el rostro a uno de los cinco motochorros que pretendieron asaltarlo, mientras se hallaba en compañía de su novia. El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de Wilde, en el partido de Avellaneda, y las autoridades lograron detener a otro de los malvivientes.

Los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que el dramático hecho se produjo en Bragado al 6100, entre avenida Las Flores y Martín Fierro, cuando el suboficial, identificado como Facundo Matías Lago, y su pareja, de 22 años, fueron interceptados con fines de robo por cinco forajidos, quienes se desplazaban a bordo de dos motocicletas.

Trascendió que Lago, quien estaba franco de servicio y vestido de civil, resolvió oponer resistencia al asalto, ya que se identificó como policia y les impartió la voz de alto a los delincuentes, quienes de inmediato lo atacaron brutalmente a balazos.

De acuerdo con lo manifestado por los informantes, se originó en dichas circunstancias un salvaje intercambio de disparos, que finalizó con uno de los delincuentes muerto en el pavimento, mientras que los restantes huyeron rápidamente y se refugiaron en las calles de la zona, en el sur del conurbano.

Junto al fallecido, en cuyo poder se incautó un revólver Rubí Extra 32 largo, quedó una de las motos utilizadas por los miembros de esta banda, que resultó ser un vehículo Honda CG Titán, patente 637 LNH. Momentos después, los efectivos de la comisaría de Wilde y del Comando Patrulla (CP) de Avellaneda, quienes recorrían el vecindario, apresaron a uno de los prófugos, estableciéndose luego que era un joven llamado Jonathan Ezequiel, de 25 años.

El delincuente abatido fue identificado como Mariano Rolando Coronel, de 21 años. Versiones sostienen que tanto el asaltante que pereció como el individuo capturado viven en la localidad bonaerense de Bernal, en el partido de Quilmes.

Intervino en la causa la doctora María Alejandra Olmos Coronel, fiscal en turno de la Unidad Funcional Nº 1 de Avellaneda, dependiente del departamento judicial de Lomas de Zamora.

Imagen de archivo

PorSol C.

2 heridos tras asalto millonario frente a un banco en General Rodríguez

El hecho se registró frente al Banco Provincia situado en San Martín 205, en pleno centro de dicha ciudad de la zona oeste del conurbano, adonde se disponía a ingresar uno de los dueños de la empresa de pollos “Que Rico” y un gerente que llevaba una mochila con dinero de la recaudación para depositar.

Fuentes policiales y judiciales informaron a que metros antes de entrar al banco, estos dos hombres fueron abordados por cuatro delincuentes armados, uno con una máscara de payaso y otro con un pasamontañas, que descendieron de un Chevrolet Corsa color negro.

De acuerdo a los voceros, los asaltantes despojaron a sus víctimas del dinero,más de un millón de pesos en efectivo, pero la maniobra fue advertida por un policía bonaerense vestido de civil que se cree iba de custodia del empresario y su gerente, y que intervino para evitar el robo.

Según las fuentes, en esas circunstancias se originó un tiroteo entre los delincuentes y el policía que terminó cuando los primeros huyeron con el botín a bordo de otro vehículo ya que el Corsa negro lo abandonaron en el lugar.

A raíz del tiroteo una mujer y un hombre que transitaban por el lugar del hecho, donde había una gran cantidad de personas haciendo fila en la puerta del banco, resultaron heridos de bala, aunque ambos fueron trasladados fuera de peligro al hospital de General Rodríguez.

Los voceros precisaron que la mujer, de unos 45 años, presentaba un roce en el cuello y el hombre dos tiros en un brazo y una pierna.

En tanto, tanto los asaltados como el policía resultaron ilesos, añadieron los informantes.

Por su parte, los peritos de la Policía Científica secuestraron dentro del Corsa abandonado una escopeta 12/70 y municiones calibres 9 milímetros y .38, y junto al vehículo, la máscara de payaso y el pasamontañas.

La pesquisa quedó a cargo de la fiscal de General Rodríguez, Alejandra Rodríguez, quien estuvo presente en el lugar del hecho al frente de las primeras diligencias.

También intervienen los detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno-General Rodríguez, que no descartaban que al menos uno de los delincuentes haya escapado herido, por lo que esta tarde realizaban un relevamiento de los distintos centros asistenciales de la zona.

Imagen de archivo

Imagen de archivo

PorAdrián Carrasco Alvarez

Intentó escapar de un asalto y lo mataron por la espalda en Ramos Mejía

Un hombre de 47 años fue asesinado ayer de un balazo en la nuca por uno de los delincuentes que lo asaltaron cuando guardaba su auto en un garaje a metros de su casa, luego de haber llevado a su hijo a una fiesta de cumpleaños, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, informaron fuentes policiales y judiciales.

De acuerdo a los investigadores, se trata de la misma banda que minutos antes habían robado una camioneta en Capital Federal y las pertenencias a un grupo de jóvenes que iban a bailar, en dicha localidad del partido de La Matanza, en el sudoeste del Conurbano.

Según las fuentes, el raid delictivo terminó alrededor de la 1, en calle Cabo A. Vacca al 300, del barrio Lomas del Millón de Ramos Mejía, un sector de casas de familia, donde residía Eduardo Silva (47), quien acababa de llevar a uno de sus hijos a una fiesta de cumpleaños.

Las fuentes señalaron que el hombre regresó a bordo de su Ford Fiesta y guardó el auto en un garaje ubicado sobre Vacca, en diagonal y de la mano de enfrente a su casa.

En momentos en que cerraba el portó de este garaje, Silva fue interceptado por un grupo de delincuentes armados, que se movilizaban en una camioneta Ford EscoSport color negro y un auto, dijeron los informantes.

Uno de los asaltantes descendió del lado del acompañante del segundo vehículo y lo apuntó con un arma con fines de robo, ante lo cual, la víctima primero alzó las manos y luego intentó escapar a la carrera.

Sin embargo, a los poco metros cayó muerto al recibir en la nuca uno de los dos balazos que le efectuó el delincuente armado, que finalmente huyó junto a sus cómplices y sin concretar el robo, señalaron los voceros.

Cuando el personal policial, judicial y médico arribó a la escena alertados de lo ocurrido, Silva yacía en la vereda sin vida y ya nada podía hacerse por él.

En el lugar, los peritos de la Policía Científica bajo las directivas del fiscal de Homicidios de La Matanza, Carlos Arribas, levantaron los primeros rastros entre los que no se hallaron vainas, por lo que la principal hipótesis apunta a que el tirador utilizó un revólver.

Las fuentes señalaron que el informe preliminar de la autopsia indicó que Silva recibió un impacto de bala, con orificio de entrada, en la nuca y de salida a la altura de la boca.

Imagen de archivo

Imagen de archivo.

PorSol C.

Tres delincuentes fueron detenidos luego de asaltar a dos jóvenes en Quilmes

Delincuentes armados amenazaron a dos jóvenes y les robaron dinero y otras pertenencias. Mediante un operativo conjunto, fueron interceptados en Don Bosco, partido de Quilmes. Un malviviente resultó herido

Tres delincuentes, uno de ellos menor de edad, fueron detenidos luego de un asalto en la vía pública que derivó en persecución y tiroteo, donde uno de los sujetos resultó herido de un disparo en la pierna.

Las víctimas del robo resultaron ser dos mujeres que caminaban por Crámer y La Paz, de Villa Crámer (Bernal), cuando fueron sorprendidas por los tres malvivientes armados que bajaron de un automóvil Volkswagen Vento gris. Los delincuentes amenazaron a las jóvenes, a quienes les sustrajeron sus teléfonos celulares, dinero y demás objetos de valor, para luego darse a la fuga en dirección a la estación de Don Bosco.

Posteriormente, las damnificadas alertaron a los policías que recorrían la zona, motivo por el cual se implementó un operativo cerrojo, realizado por uniformados de la seccional 8ª y el CPC.

En ese sentido y de acuerdo a lo explicado por el subcomisario Andrés Delicia, titular de la seccional 8ª, detalló que el vehículo fue visto en las inmediaciones de la villa Itatí, por lo que se solicitó apoyo. Una vez cercado en Misiones y Maipú, se impartió la orden de Alto, que no fue acatada por los sujetos. Inmediatamente el conductor detuvo la marcha del rodado y los individuos bajaron.

Dos de ellos quedaron en el lugar, mientras que el tercero intentó continuar con su escape a pie. A su vez, el delincuente extrajo su arma y disparó contra los policías, que repelieron la agresión. En ese momento, el malviviente recibió un disparo en una de sus piernas y luego fue reducido. Allí se constató que se trataba de un hombre de 36 años, oriundo de la villa El Monte.

En el lugar también se incautó el arma utilizada durante el robo y la agresión, una pistola Bersa Thunder, 9 milímetros. Con respecto a los otros dos asaltantes, se detalló que se trataba de un individuo de 25 años, con domicilio en Capital Federal y el restante es un menor de 17, de Quilmes. Además, durante la requisa realizada al automóvil, se halló una segunda pistola, una Colt .9 milímetros con numeración suprimida.

La misma estaba oculta al lado de la palanca de cambios. La Policía también halló una cartera de mujer, con varios elementos y una suma de 3.334 pesos y varios teléfonos celulares. Los tres delincuentes detenidos fueron llevados a la seccional, donde quedaron a disposición de la Justicia, en el marco de la causa caratulada robo agravado por su comisión en poblado y en banda y portación ilegal de arma y munición de guerra.

En tanto, una vez en la sede policial, se constató que uno de los delincuentes poseía antecedentes y un pedido de captura por un hecho similar, ocurrido en marzo de 2008.En ese marco, una de las armas halladas también poseía pedido de secuestro por un robo a un efectivo de la Policía Federal, ocurrido en 2011.

Por último, desde el Gabinete Criminológico de la comisaría 8ª, se intenta establecer si los sujetos son responsables de varios otros hechos cometidos de manera similar en la zona céntrica, oeste y en Bernal.

1450312970D

PorSol C.

Asesinan a pareja de policías durante un asalto en Laferrere

Un hombre y su mujer, ambos policías, fueron asesinados por al menos tres delincuentes que les robaron el auto cuando llegaban a su casa de Laferrere, partido de La Matanza.

Por el hecho detuvieron a un joven de 19 años que era investigado por el asesinato de un sargento de la Policía Federal cometido el 9 de agosto pasado en la vecina localidad de Isidro Casanova, y la principal hipótesis ahora apunta a que en ambos casos actuó la misma banda.

Según las fuentes, el doble crimen ocurrió cerca de las 21.30 de anoche, cuando el oficial ayudante de la policía bonaerense Sergio Fernández (29) y su mujer, la sargento Betiana Bringa (30), acababan de arribar a su casa ubicada en el cruce de Silvino Olivieri y Olegario Víctor Andrade, de Laferrere, a bordo de su Peugeot 206.

Ambos policías, vestidos de civil, regresaban de prestar servicio en el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) Sur de La Matanza y tenían un hijo en común de 4 años.

Cuando Fernández guardaba el auto en el garaje, y mientras su mujer entraba a la vivienda, se aproximaron al menos tres ladrones con intenciones de robarle el auto.

Lucas, cuñado de la pareja, contó esta tarde a la prensa que él estaba dentro de la casa de las víctimas junto a su mujer, también Policía, cuando Bringa entró y alertó que estaban asaltando a Fernández.

Según los voceros, el efectivo se identificó como policía y extrajo su arma reglamentaria, por lo que se inició un tiroteo durante el cual recibió disparos en el tórax, abdomen y antebrazo derecho.

“Beti agarró el arma y bajó corriendo con mi mujer, que estaba uniformada, y cuando apenas abrió la puerta y salió, le pegaron un tiro”, relató el testigo.

Las fuentes precisaron que la mujer policía recibió un balazo en el abdomen, con orifico de entrada y salida.
“Cuando yo salgo estaban estos individuos (por los delincuentes) corriendo, con mi cuñado ensangrentado en el piso y seguían tirando y riéndose, burlándonos, y Beti tirada contra la pared”, relató Lucas.

Con la pareja de policías heridos en el suelo, los ladrones subieron a su vehículo y se alejaron del lugar a toda velocidad, sin sustraer ningún otro elemento, dijeron los informantes.

Momentos más tarde llegaron al lugar efectivos de la comisaría 3ra. de Rafael Castillo, quienes al ver lo apremiante del estado de sus colegas prefirieron no esperar la ambulancia, los cargaron en el patrullero y los trasladaron hasta el sanatorio Figueroa Paredes, en Isidro Casanova.

Allí fueron llevados con rapidez al quirófano, aunque por la gravedad de sus heridas finalmente fallecieron: Bringa alrededor de las 2 y Fernández a las 4.30.

En tanto, efectivos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) que colaboraban en el rastrillaje en busca de los delincuentes, ubicaron el auto robado en la esquina de Gaboto y Pekín, en el barrio San Alberto de Isidro Casanova, y en inmediaciones de un asentamiento conocido como Villa San Petersburgo.

Al notar la presencia de las autoridades, los sospechosos bajaron del vehículo y comenzaron a correr para internarse en los pasillos de la villa, aunque los gendarmes consiguieron atrapar a uno de ellos.

Se trata de un joven identificado por la Policía y la Justicia como Ezequiel Yoel “Tate” Miranda (19), quien era investigado por el homicidio del sargento de la PFA Luis Rodríguez (39) aunque no estaba formalmente imputado del hecho.

Fuentes judiciales confirmaron  que Miranda se negó esta tarde a declarar al ser indagado por el fiscal de Homicidios de La Matanza, Jorge Yametti, quien le imputó el doble “homicidio calificado criminis causa” de Fernández y Bringa.

Tras la indagatoria, el joven quedó formalmente detenido a disposición del Juzgado de Garantías 1 del mismo departamento judicial, al tiempo que el fiscal Yametti, quien también investiga el crimen del sargento Rodríguez, continúa reuniendo elementos para determinar si lo acusa de ese hecho también, agregaron los voceros.

De acuerdo a los informantes, el crimen de Rodríguez se produjo alrededor de la 1.30 del pasado 9 de agosto, cuando estaba en su auto con su novia en La Haya al 3200, de Isidro Casanova, y fue baleado por tres ladrones que los abordaron con intenciones de robo.

En tanto, personal de la Policía Científica ya realizó peritajes sobre el 206 de las víctimas y halló un orificio de afuera hacia adentro y un plomo calibre 9 milímetros, probablemente disparado por alguno de los dos efectivos asesinados, y levantó nueve impresiones de huellas dactilares que podrían ser útiles para identificar a los prófugos, que se sospecha son menores de edad.

Además, no encontraron rastros de sangre, por lo que creían hoy que ninguno de los asesinos resultó herido en el tiroteo.

Con el homicidio de Bringa y Fernández ya son diez los efectivos de la Policía Bonaerense asesinados en lo que va del año en el área metropolitana.

55e7615337a31_510x339