Tag Archive Tratamiento

PorSol C.

Nuestro país ya cuenta con un nuevo tratamiento para el cáncer de cabeza y cuello

Fue aprobada recientemente en el país por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), luego de que transcurriera más de una década sin novedades en el tratamiento de la enfermedad.

“El nuevo fármaco ofrece una mayor tasa de respuesta: 18 por ciento si se la compara con cinco o seis por ciento que teníamos habitualmente con otros tratamientos, y a su vez alrededor de un 71 por ciento de esos pacientes mantuvo respuesta por más de 12 meses, y todo ello con una baja toxicidad o efectos adversos tolerables”, detalló a Raúl Giglio, jefe de Oncología de la Unidad de Cabeza y Cuello del Instituto Ángel Roffo.

Hasta ahora las opciones terapéuticas en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello recurrente o metastásico (HNSCC) que no respondían a la quimioterapia “eran limitadas”, señaló el especialista, quien enfatizó que luego de diez años sin novedades terapéuticas, “pembrolizumab es la primera inmunoterapia aprobada en el país para esos pacientes que brinda mejores tasas de sobrevida”.

Los cánceres de cabeza y cuello son un grupo de tumores que generalmente comienzan en tejidos de la boca, nariz y garganta y se categorizan de acuerdo a la zona en la que se originan, como las cavidades oral y nasal, faringe, laringe y senos paranasales.

“Los principales factores de riesgo son el consumo excesivo de tabaco y de alcohol, que combinados aumentan hasta 40 veces las posibilidades de desarrollar esos tumores”, añadió Giglio, quien advirtió que “recientemente se añadieron otros factores de riesgo muy importantes, como los virales”.

Como ejemplos citó el virus del papiloma humano (HPV), vinculado a prácticas de sexo oral sin protección y que produce principalmente carcinoma de orofaringe, y el virus de Epstein-Bar, que produce carcinoma de nasofaringe y “cuyas incidencias están en aumento progresivo”, alertó.

Según datos de la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia estimada de esa patología en la Argentina es de aproximadamente 3.200 casos por año.

Según la misma fuente, unos 1.900 argentinos mueren al año por la enfermedad, el 77 por ciento hombres y el 23 por ciento mujeres.

“La incidencia de ese tipo de cánceres está en aumento y si bien no son tan frecuentes en nuestro país, tienen una relevancia importante porque lamentablemente el 50 por ciento de nuestros pacientes fallecerán si no los tratamos a tiempo y de manera adecuada”, continuó Giglio.

Al ser tumores de rápida progresión, es “fundamental” estar atentos a los síntomas: “Casi todos los casos podrían detectarse simplemente observando el interior de la boca de los pacientes que se acercan con algún síntoma, que si bien en general son inespecíficos, suelen incluir disfonía, dificultad para tragar, úlceras en la boca o ganglios inflamados en el cuello”, destacó.

“Por su complejidad, el tratamiento de esos cánceres requiere del abordaje de un equipo multidisciplinario que incluya entre 10 y 12 especialidades entre cirujanos, radioterapeutas, oncólogos, odontólogos y fonoaudiólogos”, enfatizó.

Las primeras indicaciones de pembrolizumab aprobadas en la Argentina fueron para melanoma (un tipo de cáncer de piel) avanzado o metastásico y para el cáncer de pulmón de células no pequeñas. En la actualidad se están estudiando sus usos para más de 30 tipos de tumores, tanto como única terapia como en combinación con otras drogas.

PorSol C.

Avances en el tratamiento contra el cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es uno de los cuadros oncológicos más letales, especialmente cuando no se diagnostica a tiempo, y está dentro de los más frecuentes en todo el planeta. Cada 17 de noviembre se conmemora el Día Mundial de esta enfermedad, una fecha que sirve para recordar sus peligros y para generar una toma de conciencia y trabajar en su prevención.

En Argentina, el cáncer de pulmón representa el 9,8 por ciento de todos los casos oncológicos diagnosticados. Ocupa el primer lugar como causa de muerte por cáncer entre los hombres y el tercero entre las mujeres -por debajo de los de mama y colon-, según cifras del Ministerio de Salud de la Nación. En total, hoy son más de 11 mil argentinos los que padecen esta enfermedad.

Por sus características, este tipo de cáncer afecta más a los hombres, sobre todo fumadores. Pero en los últimos años hubo un cambio progresivo en el perfil de la población de pacientes. Aunque los hombres fumadores siguen siendo mayoría, hay una proporción creciente de mujeres que lo padecen y, muchas de ellas, no han fumado y son más jóvenes.

Si bien la principal causa de cáncer de pulmón continúa siendo el tabaquismo, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) advirtió que un 20 por ciento de los casos de cáncer de pulmón se dan en no fumadores por factores que aún están bajo investigación. Entre ellos, la exposición ambiental a tabaquismo pasivo, al humo de leña, al asbesto, la radioterapia en los pulmones, arsénico en el agua potable y ciertos virus oncogénicos.

Los dos tipos principales de cáncer de pulmón son el de células no pequeñas (CPCNP) y el de células pequeñas (CPCP). El primero representa del 85 al 90 por ciento de los casos, y el segundo alrededor del 10 al 15 por ciento. A menudo inicia en los bronquios cerca del centro del tórax y tiende a diseminarse ampliamente a todo el cuerpo en una etapa muy temprana en el curso de la enfermedad.

Aunque el cáncer de pulmón no suele manifestarse hasta que está avanzado, los especialistas sostienen que es recomendable estar atentos a un conjunto de síntomas que, aunque individualmente pueden corresponder a otras afecciones, en su conjunto permiten sospechar la presencia de esta enfermedad. Según datos de la AAMR, solo uno de cada cuatro casos llegan a diagnosticarse en estadio temprano o localizado, es decir, en una etapa en la que hay posibilidades de curación con cirugía.

La dificultad respiratoria, una tos persistente, dolor constante en el pecho al respirar o toser, esputos con sangre, sibilancias, ronquera o cambios en la voz, fatiga, pérdida de peso y del apetito son algunas señales que, en conjunto, ameritan una visita al médico. Otros síntomas pueden incluir episodios repetidos de neumonía o ganglios linfáticos inflamados o hipertrofiados dentro del tórax, entre los pulmones.

Para ambos tipos de cáncer de pulmón, dependiendo del estado de la enfermedad y otros factores, las principales opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia e inmunoterapia. La principal recomendación de los especialistas es evitar el hábito de fumar. Los mayores de 55 años que tengan antecedentes de tabaquismo están en mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón, y deben consultar a una especialista en neumonología para chequeos anuales.

En los últimos años se alcanzó un mayor entendimiento de los mecanismos que producen la enfermedad, y también de sus bases genéticas y moleculares, lo que ha llevado a los profesionales oncológicos a caracterizar mejor cada caso y así personalizar el tratamiento de cada paciente. El cáncer de pulmón es una enfermedad heterogénea, es decir que los enfermos pueden presentarse con diferencias en sus perfiles genéticos, en su presentación clínica y por lo tanto responder de manera diversa a los tratamientos disponibles.

En el último Congreso de la Sociedad Europea de Oncología (ESMO) se presentaron los resultados del estudio comparativo entre la inmunoterapia anti PD-1 Pembrolizumab, un nuevo tratamiento a esta afección, y la quimioterapia estándar para pacientes con cáncer de pulmón avanzado de células no pequeñas (NSCLC) sin tratamiento previo.

El estudio en cuestión fue realizado en 305 pacientes que tenían una característica particular en el tumor, la presencia de una expresión elevada de la proteína PD-L1. Esta proteína es considerada un “biomarcador” y determina aquellos pacientes que tienen mayores probabilidades de beneficiarse con esta inmunoterapia. Según los resultados, este nuevo tratamiento reduce en un 40 por ciento el riesgo de muerte y en un 50 por ciento el riesgo de progresión.

Recientemente, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó este medicamento inmuno-oncológico argumentando que el fármaco “prolonga la sobrevida de pacientes en etapa avanzada mejorando también su calidad de vida, ya que posee efectos adversos menores en comparación con la quimioterapia al contar con un perfil de toxicidad muy aceptable”.

as_cancerpulmon

PorAdrián Carrasco Alvarez

Más de 500 familias reclamaron por tratamientos de fertilidad asistida

Es el número de quejas que atendió la Defensoría del Pueblo de la Provincia desde la sanción de la ley que obliga a prepagas y obras sociales a cubrir las prácticas. Dos casos reactualizan la vigencia del tema.

Laura decidió buscar un hijo mediante un tratamiento de fertilización, cuando le diagnosticaron una patología que le impedía lograr un embarazo de manera natural. Una vez que el médico le aconsejó realizar una técnica de baja complejidad, pidió a su prepaga la cobertura de los costosos remedios y fue rechazada.

El caso de Laura no es el único y forma parte del universo de más de 500 reclamos que llegaron a la Defensoría, que ahora insta a Medicus a cubrir el 100% de los remedios y de esa forma posibilitar a la mujer a llevar adelante el tratamiento.

En esa línea, el secretario general a cargo de la Defensoría del Pueblo, Marcelo Honores, aclaró que “la normativa es clara respecto al acceso ‘integral’ a los métodos de fertilización asistida, los de diagnóstico, los medicamentos y las terapias de apoyo para quien lo solicite en el sistema de salud público o privado”.

“El aspecto clave de la ley es que reconoce — al igual que la Organización Mundial de la Salud (OMS)- a la infertilidad como una enfermedad, dando por tierra argumentos económicos de las prepagas que se niegan a cubrir de manera integral los tratamientos”, añadió Honores.

La empresa explicó que la cobertura para los remedios que se usan para estos tratamientos es del 40%. Y, por otra parte, que la mujer firmó como condición para ingresar en el sistema de la prepaga, que los métodos de fertilización quedaban fuera del alcance del plan contratado.

Sobre este punto, desde el Área de Consumidores de la Defensoría explican que “el acceso a la salud es irrenunciable, no existe la figura por la cual los consumidores y usuarios del sistema nacional de seguro de salud puedan declinar de sus derechos”.

En tanto, Laura espera iniciar un nuevo tratamiento, ya que el primero (de baja complejidad) tuvo que interrumpirse porque corría riesgo de tener un embarazo múltiple.

En el caso de Adriana, la voluntad de tener un hijo la llevó a realizar cuatro tratamientos (tres de alta complejidad, uno en 2013 y dos en 2014; y una transferencia de embriones crio conservados, en 2015), sin éxito hasta el momento.

Cuando decidió realizar otro intento, Accord Salud, el plan privado de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), se lo negó por considerar que son sólo 3 los métodos de alta complejidad que el sistema de salud tiene obligación de pagar.

Sin embargo, la Defensoría entiende que la ley garantiza el derecho a la salud y que debe ser interpretada en el sentido más amplio, y de esta manera se deben cubrir tres tratamientos de alta complejidad al año y no tres en toda su vida, ya que muchas mujeres lo necesitan.

En rigor, el texto de la normativa es claro al establecer que las obras sociales y prepagas deben cubrir cuatro tratamientos de baja complejidad anuales y cuando cita los tratamientos de alta complejidad, solo dice hasta tres con intervalos mínimos de tres meses entre cada uno de ellos, sin establecer lapso temporal en el cual deben ser contemplados esos tres procedimientos.

En este sentido, vale recordar que la Defensoría fue unos de los organismos impulsores de la ley provincial de fertilización asistida, y que lleva más de 500 casos atendidos sobre la temática.

Los principales reclamos

La negativa de las obras sociales o prepagas a cubrir los tratamientos de fertilización, los de diagnóstico, los medicamentos y las terapias de apoyo, aparecen como los reclamos que los bonaerenses más acercaron a la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires desde que se sancionó la ley.

En número, 517 fueron las quejas que atendió el organismo desde la promulgación de la normativa que garantiza a las mujeres el acceso a métodos asistidos para lograr un embarazo. En detalle, el 95% de las quejas presentadas fueron resueltas, mientras que el porcentaje restante se encuentra en vías de resolución.

Los puntos más destacados de la ley nacional

La Ley nacional 26.862, (a la que adhirió la normativa provincial) y su reglamentación cubren la necesidad de ser madres o padres a aquellas personas que no pueden procrear por medios naturales.

· La Ley establece que tienen derecho a las prestaciones de reproducción médicamente asistida todas las personas, mayores de edad, sin discriminación o exclusión de acuerdo a su orientación sexual o estado civil.

· El sector público de la salud, las obras sociales reguladas y otras entidades de la seguridad social incorporarán como prestaciones obligatorias y a brindar a sus afiliados o beneficiarios, la cobertura integral de las técnicas de reproducción médicamente asistida.

· La cobertura garantizada en la reglamentación se basa en los criterios establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con un enfoque integral e interdisciplinario del abordaje, el diagnóstico, los medicamentos, las terapias de apoyo y las técnicas de reproducción médicamente asistida de baja y de alta complejidad.

· En caso de que en la técnica de reproducción asistida se requieran gametos donados, la donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial.

· El ministerio de Salud de la Nación es el encargado de elaborar los criterios de habilitación de los establecimientos y las normas de diagnóstico y utilización de las técnicas de reproducción asistida para su cobertura dentro del Programa Médico Obligatorio (PMO).

03bd6ce7-1448-475b-bb24-aec7dbcf7cc3